AlfileresClavados

Busca entradas...

07 septiembre 2011

Tomorrow is another day

Va caminando tranquilamente. Acto seguido se para. Saca su Ipod y pone la música un poco más baja. Tanto volumen pulveriza sus tímpanos, sus delicados oídos. Gira la esquina y lo ve. Su cuerpo queda totalmente inmóvil. Sus piernas casi se desplazan involuntariamente. Su corazón empieza a acelerar. Cada vez más rápido; pam,    pam,   pam,  pam... Maldita sinapsis. Ese punto de unión entre sus neuronas tarda en reaccionar para hacer mover su mano. Haciendo caso a su cerebro, a lo primero que se le ha pasado por la mente, levanta su brazo y lo agita con un suave saludo. De repente sonríe, él se lo ha devuelto. Pasan unos segundos, hasta que la niebla disturbia su figura al final de la calle. Su flácido cuerpo deja de moverse con tanto tembleque. Una energía la recorre entera, y ríe. Empieza a correr notando la brisa en su cara. Canta en voz alta. Salta por todas las esquinas. Parece que va a volar con tanta velocidad. Es feliz. Está contenta. Unos segundos le hará feliz durante un par de horas, sólo eso. Mañana será otro día, pero por esa noche le basta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario