AlfileresClavados

Busca entradas...

28 abril 2011

Tomorrow is another day

Llego a mi casa, mis padres no están. Mejor, así no tengo que dar explicaciones. Me encierro en mi cuarto y pongo en el portátil la canción más triste que encuentro. No puedo más. Ha sido un día horrible. Hundo la cara en la almohada y descargo todo lo que siento contra ella, dejándola llena de lágrimas y manchas de maquillaje escurrido. La música a todo volumen inunda la habitación y me hace llorar con mas intensidad, liberando toda mi rabia. Tendida sobre la cama, dejo que las lágrimas caigan acariciando mis mejillas hasta que me calmo. Apago la luz y sin ni siquiera quitarme los zapatos me duermo. Mañana será otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario