AlfileresClavados

Busca entradas...

16 febrero 2011

Eating the world.

Hoy tengo ganas de comerme el mundo. Aunque mañana tal vez el mundo me coma a mí. No sé lo que quiero ni como lo quiero. Solo sé que le quiero. Y punto. No soy de las que se paran a pensar las consecuencias. Actúo. Disfruto o sufro. Me relajo o me deprimo. Pero siempre termino olvidándolo, o mejor dicho, quitándole importancia. Busco momentos mejores. Y si no los encuentro, vuelvo a aquellos que ya pasaron. Está claro que volveré a pasar por esa etapa, de sufrimiento. Y que junto a ese sufrimiento, la nostalgia. Quizás ese sea mi punto débil. Recordar. A veces los recuerdos son una droga, una droga mortal, que a la vez que alivian, envenenan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario